Realmente necesito estos archivos en mi computadora? (ultima parte)

Esta es la última parte de la serie de artículos que pretenden ofrecer mis experiencias en cuanto al problema de tener una cantidad inmensa de archivos y cual debe de ser la estrategia de “backup” para no perderlos en caso de algún problema.  El primer artículo, describe los tipos de archivos que deben de estar incluidos en la estrategia de “backups” y que se debe de hacer con los múltiples archivos antes de decidirse por una solución. El segundo artículo,  provee alternativas o criterios para disminuir la cantidad de fotos en su librería.  El tercer artículo, provee recomendaciones para disminuir la cantidad de canciones en su librería de música.

Este último articulo describe los pasos tomados para establecer una estrategia de “backup” que incluye el tener los archivos “online”.  Una vez los archivos a ser parte de la estrategia de “backup” fueron identificados, el próximo paso fue el de evaluar varias alternativa o servicios “online”  que pudieran ser utilizados para mantener una copia exacta de los archivos identificados.  Básicamente, tuve la oportunidad de utilizar dos servicios, Carbonite, y Amazon S3.

Carbonite:
Este servicio es uno interesante y fácil de implementar.  La implementación consiste en instalar una pequeña aplicación que monitorea los “folders” o directorios que han sido seleccionados para el “backup”. Si tengo que decir que el proceso de subir los archivos a los servidores de Carbonite tomó días en mi caso (subiendo alrededor de 100 GB). Este servicio tiene lo llamado “flat rate” en el cual por el mismo precio se puede guardar toda la información que se quiera. Algo importante para los usuarios de OS X.  Actualmente (Mayo 2008) no existe un cliente para OS X, aunque esta en planes para el 2008. El precio mensual de este servicio es $49.95/yr.

Amazon S3
Utilizando Jungle Disk en Windows y en Mac OS X, este servicio cobra dependiendo de la cantidad de información que esta siendo guardada. El subir 100 GB de data fue mas rápido que con el servicio de Carbonite.

Conclusión: Ambos servicios son sencillos de utilizar aunque Carbonite es mas “user friendly” que el servicio de Amazon S3 que requiere que se instale una aplicación que tiene que ser configurada para poder manipular los archivos de la cuenta de S3. Personalmente me decidí por utilizar Amazon que aunque puede resultar mas cara a largo plazo, me provee la flexibilidad de poder manipular archivos desde cualquier computadora (PC o Mac) con cualquier cliente que pueda ser conectado a la cuenta de S3.  Por ejemplo, existen varios otros programas (Transmit, Cyberduck) que pueden ser utilizados para conectarse a la cuenta de S3. Otro factor es el nombre.  Amazon es una compañía establecida que tiene una gran reputación y me da más tranquilidad el saber que mis archivos están en sus múltiples servidores.